30.7.04

Lina Caffarello: Suma y resta


   Con la premura del cierre, leo los poemas de una mujer llamada Lina Caffarello.  Pudiera decir que vive en una ciudad llamada Buenos Aires y que anda loca de luz.
   Suma y resta reúne dieciocho poemas que, como en un acto de magia, pretenden eso mismo: con un golpe de mano sumar y restar esos actos cotidianos que nunca van a estar en la categoría de célebres, y dejar claro que vivir requiere de una buena dosis de heroísmo:

   El último / no quiso fingirle a la muerte / su blasfemia // Sin pacto / ni silencio / quemó la piel del oso. // Al  principio desmigajó señales / y luego / dio vuelta los muros de la cueva.  (FIN DE FIESTA)

   Las palabras se juntan y van dando cuerpo a una catedral donde lo doméstico y singular toma un matiz que nos hace temblar:  La herrumbre / se desprende como hojaldre.
   Estos poemas de Lina Caffarello, que suben la cuesta de los equinoccios y las piedras ancestrales, son el estado natural de una mujer que lleva, muy adentro, una música que estalla a ratos para no hacer lágrimas
   Suma y resta, prologado por la destacada intelectual Lucila Févola, nos lleva a una plenitud donde la palabra gana a tenor de los días que corren.

                                                                              Reynaldo García Blanco
                                                                              Director del Centro de Promoción Literaria José Soler Puig 
                                                                              Boletín IDEAS Número 6, II época, Santiago de Cuba

No hay comentarios: