3.10.13

Otoño



A la vuelta del sol
distraemos almanaques,
crujimos sombras y perfumes,
redimimos coordenadas.

De pronto,
hoja   ráfaga   pisada,
se agitan bailes ocres.

 
        Giran síncopas al sesgo,
     
    giran entretonos y suspiros.

A despecho de Pitágoras,
el equinoccio
interpreta su propia sinfonía
y desciende
                     
sobre la mitad del mundo.



Lina Caffarello - ©"Impromptu".

No hay comentarios: